Nuestro grupo de catequistas, en esta Semana Santa, nos prepararó unos talleres con actividades inolvidables para nosotros y nuestras familias.

El “Miércoles Cañero” tuvimos un taller y un oratorio muy especial sobre la muerte de Jesús. Los mayores y los más pequeños nos unimos y junto a los familiares que han querido participar, nuestros padres, abuelos…  realizamos un paso de Semana Santa que reflejaba la tristeza de la Virgen María por la muerte de Jesús. Los catequistas están muy orgullosos del trabajo realizado por todos y del paso tan bonito y original que conseguimos con esfuerzo y mucha ilusión. El Sábado Santo ofrecimos el paso a toda la parroquia y acompañamos a María vestidos de nazarenos pidiendo la esperanza de la Resurrección del Señor para todos.

El Jueves Santo participamos en un oratorio en el que vivimos la última cena de la misma forma en la que lo hicieron los discípulos de Jesús. Nos pudimos sentar con Él y Raúl nos lavó las manos y pies como hizo Jesús con sus amigos. Compartimos el pan ¡Lo vamos a recordar toda la vida!

Ya estamos pensando en que el próximo año realizaremos un paso de Jesús… estáis todos invitados a colaborar.