Revisión de Vida

Coordinados por la Acción Católica general

Colaborando para que la fe cristiana crezca y madure cada vez más.

Una propuesta para todos, adolescentes, jóvenes y adultos.

 

Saber más de la Acción católica

¿Qué es?

La Revisión de Vida no es simplemente una manera de desarrollar una reunión de grupo. Es un camino en el que poco a poco la vida cristiana se va haciendo más consciente, más coherente y adulta, vivida en comunidad.

Es una oportunidad de realizar progresivamente un proyecto personal de vida ir marcándose objetivos que nos van acercando al modo de ser, de pensar, de sentir y actuar de Jesús, nuestro Señor, nuestro modelo, nuestra meta.

Un temario guía común

A nivel diocesano y nacional

La Acción Católica General de Madrid realiza anualmente temarios que ayudan a los grupos de vida. Los temarios están pensados para  seguir el método de Revisión de vida. 

Un método

Ver I Juzgar I Actuar

En el “ver” se analiza un hecho de vida para descubrir actitudes.

El» juzgar» es un discernimiento. Se buscan hechos similares en la vida de Jesús, en el evangelio o en la Biblia, descubriendo la llamada a la conversión.
El “actuar” busca actitudes que se deben cambiar y las acciones que se van a desarrollar para ello.

Una comunidad

Compartiendo la vida

La revisión de vida te da la oportunidad de crecer y avanzar acompañado por tu grupo. Es un compartir cada vez más creando una verdadera fraternidad entre todos los miembros.

Sobre 4 pilares

Oración

Formación

Acción

Organización

Para jóvenes

Domingos a las 11:30 h.

En esta parroquia los jóvenes tenemos un lugar muy importante para poder vivir y compartir nuestra fe en comunidad. Damos un gran paso (suele ser tras la confirmación) y pasamos a formar grupos de revisión de vida con amigos de nuestra edad en los que exponemos nuestras preocupaciones, problemas y dudas tanto humanas como espirituales.

Además, dejamos tiempo para la oración y la formación que nos parece esencial para reflexionar y dedicar tiempo de calidad al Señor. Solemos estructurar nuestras sesiones en bloques (oración, revisión de vida, formación) y esto nos ayuda a prepararnos con tiempo las ideas y preocupaciones que tenemos para que los días sean productivos y sinceros.

Para mí estos grupos me han cambiado la vida, me han educado en la fe y me han enseñado que para resolver los problemas de mi vida debo dejarme ayudar por el Señor y las personas que sigan su Palabra.

Fernando Asenjo

Para adultos