El Espíritu sigue soplando. La llamada misionera que los feligreses de nuestra parroquia escucharon, y que les ha conducido a Perú el pasado mes de agosto, es la misma llamada que todos estamos recibiendo cada día. “Id al mundo entero”… Porque Cristo sigue llamando a todos sus discípulos a anunciar el Evangelio. A no guardárselo.

El primer sábado de octubre, nuestro nuevo obispo D. José quiere compartir con los jóvenes sus experiencias después de la JMJ. Hay que llenar Madrid con la valiente voz de nuestros jóvenes y con su alegre testimonio de seguidores de Cristo.

 

Asamblea parroquial

Nosotros, en la parroquia, queremos tener una Asamblea Parroquial en la que compartir también las llamadas que unos y otros hemos ido recibiendo estos meses. Concretar la común responsabilidad de hacer crecer la Iglesia e irradiar la vida de Cristo alrededor de la Parroquia. Celebrar la alegría de ser una misma familia por la fe. Y esta Asamblea Parroquial tendrá lugar el sábado 21 de octubre. Justo la víspera del Domund. Y es que todos estamos llamados a ser misioneros de modo personal. Y, aún más, la parroquia como familia debe ser misionera. Comunidad abierta a todos. Hospitalaria con los que llegan. Apasionada por los que quieren profundizar. Entregada por los que necesitan creer. Enamorada de Cristo y de los que Él quiere salir a buscar. Somos Iglesia en misión.

Nos unimos al Sínodo de la Sinodalidad pidiendo en nuestras oraciones por los frutos de este evento de comunión en Roma. Queremos seguir con Cristo en el centro, como hemos buscado los años anteriores. Así como, tras celebrar con mucho entusiasmo los 50 años de nuestro templo parroquial, queremos construir una vida juntos, como un sacramento de Cristo para que muchos se encuentren con Él. Como la red en la que los peces que se hunden en los abis- mos de la vida son salvados. Como el Hogar al que todos los rescatados por el Buen Pastor pueden volver.

 

Sacramento de comunión

Nos inspiraremos en las palabras de Pablo a los Efesios en Efesios 2, 1-22. De ahí este lema para el curso 2023-2024: «Centrados en Cristo somos Sacramento de Comunión».